Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Skip Navigation LinksLC-39-LP-12 Trigésima novena reunión consultiva de las Partes Contratantes del Convenio de Londres y la duodécima Reunión de las Partes Contratantes del Protocolo de Londres (LC 39/LP 12)

Skip Navigation LinksIMO / Spanish / Sala de prensa / Resúmenes de las reuniones / Convenio y Protocolo de Londres / Trigésima novena reunión consultiva de las Partes Contratantes del Convenio de Londres y la duodécima Reunión de las Partes Contratantes del Protocolo de Londres (LC 39/LP 12)

Trigésima novena reunión consultiva de las Partes Contratantes del Convenio de Londres y la duodécima Reunión de las Partes Contratantes del Protocolo de Londres (LC 39/LP 12), del 9 al 13 de octubre de 2017

13/10/2017

Hundimiento de los buques de fibra de vidrio

Un gran número de buques de fibra de vidrio que ya no se usan – incluidos buques de pesca y embarcaciones de recreo- son abandonados en el mar, probablemente, por la falta de instalaciones de eliminación en tierra. Esta era una preocupación que había sido manifestada por las delegaciones del Pacífico de las Partes en los tratados que regulan el vertimiento de desechos en el mar. Sin embargo, no se tienen datos concretos de la magnitud del problema.

La fibra de vidrio es un material altamente reciclable, y la tecnología del reciclaje de la fibra de vidrio ya existe, pero los aspectos logísticos del tratamiento de un gran número de cascos de fibra de vidrio procedentes de buques abandonados o derrelictos plantean un reto considerable, especialmente para los pequeños Estados insulares en desarrollo. Sin embargo, algunos países informaron que habían implantado un programa o estrategia para el hundimiento o la deconstrucción de las embarcaciones de recreo de fibra de vidrio.

Tras la discusión, las Partes del Convenio y Protocolo de Londres acordaron que era necesario continuar la labor. Para ello, se dio instrucciones a la Secretaría de la OMI para encargar un estudio con vistas a recopilar información acerca de la amplitud del problema y determinar las lagunas de conocimientos clave sobre las repercusiones del plástico reforzado con fibra en el medio marino.

Los Grupos científicos (que prestan asesoramiento científico y técnico a las Partes del Convenio y el Protocolo) serán invitados a examinar el estudio y evaluar si era necesario hundir en el mar los buques de plástico reforzado con fibra o los buques con componentes de plástico reforzado con fibra, y, de ser el caso, si estos buques podrían colocarse en el mar de un modo seguro y ambientalmente racional.

Por otra parte, los Grupos científicos deben considerar si es necesario de disponer de orientaciones al respecto. Los Grupos científicos se reunirán en abril-mayo de 2018 en Chile.

 

Orientaciones sobre los materiales de dragado

Durante la reunión se finalizaron las orientaciones paso a paso sobre enfoques sencillos para crear y utilizar listas de criterios de actuación y niveles de actuación con respecto a los materiales de dragado. Dichas orientaciones se dirigen a los países en fases tempranas de implantación del Protocolo de Londres y aborda listas de criterios de actuación (químicos de interés) y niveles de actuación (umbrales utilizados en el proceso de toma de decisiones que determinan si los sedimentos pueden evacuarse en el mar) para el material de dragado.

De media, 500 millones de toneladas de material de dragado permitido son evacuados cada año en las aguas de países que han firmado el Convenio o Protocolo de Londres. Alrededor del 10% del material de dragado está contaminado por el transporte marítimo, las descargas industriales y municipales o las escorrentías. Por lo tanto, es importante evaluar si el material es apto para su evacuación en el mar, antes de que el permiso sea concedido. Las orientaciones paso a paso complementan a los demás documentos de orientación de bajo costo y baja tecnología del Convenio y el Protocolo de Londres ya existentes.

 

Plataformas y otras construcciones en el mar

Durante la reunión se continuó la labor para revisar y actualizar las Directrices específicas para la evaluación de plataformas u otras construcciones en el mar, que fueron publicadas por última vez en 2000. Los buques y plataformas u otras estructuras construidas en el mar podrían ser considerados para la concesión de un permiso de vertimiento en virtud del Protocolo de Londres de 1996.  Se encargó la revisión de las Directrices a un grupo de trabajo por correspondencia.

 

Basura marina y microplásticos

Varios países compartieron las medidas que están tomando para abordar el problema de la basura marina, incluidos los microplásticos.

Los órganos rectores instaron a las Partes a que redoblaran sus esfuerzos para compartir los conocimientos y experiencia técnica sobre el análisis de los plásticos, incluidos los microplásticos, en los materiales de dragado y en los fangos cloacales en particular, con miras a elaborar métodos que permitan una vigilancia, evaluación y notificación rutinarias y fiables de los niveles de contaminantes de microplásticos en dichos flujos de desechos lo antes posible.

También se alentó a las delegaciones a que compartieran información sobre los métodos eficaces para reducir con éxito los microplásticos que penetran en el medio ambiente a través de los flujos de desechos en el marco del Convenio y el Protocolo de Londres.

El Grupo mixto de expertos sobre los aspectos científicos de la protección del medio marino (GESAMP) publicó en enero de 2017 el segundo informe sobre los microplásticos. En él se investigan los orígenes, destinos y potencial impacto ecológico de los microplásticos y se dan recomendaciones para continuar con la labor.

 

Cumplimiento y supervision

Durante la reunión también se revisaron asuntos generales relacionados con el cumplimiento y la supervisión, incluidos la presentación de los informes obligatorios.  

En virtud del Protocolo y Convenio de Londres, se requiere a las Partes presentar informes anuales sobre actividades de vertimiento (como los permisos que han sido concedidos), actividades ilícitas que hayan sido detectadas, excepciones concedidas (como los casos de fuerza mayor). Sin embargo, la tasa de informes recibidos es baja: sólo un 60% de las Partes del Protocolo ha presentado informes.

Los órganos rectores: instaron a todas las Partes a que, si no lo habían hecho, presentaran a la Secretaría informes anuales, incluidos informes en blanco que indicaran que no se había llevado a cabo ninguna actividad de vertimiento ese año.

Un grupo de cumplimiento, formado por 15 miembros electos (tres por región) se ha establecido para revisar el cumplimiento y elaborar materiales en apoyo del mismo. Entre este material, se incluye un documento de preguntas frecuentes y un power point sobre las prescripciones de notificación que será revisado más adelante por un grupo de trabajo por correspondencia para su finalización.

El proyecto "Obstáculos para el cumplimiento" (B2C), financiado con contribuciones voluntarias de varios países a lo largo de los años, ha estado contribuyendo a la mejora del cumplimiento y a aumentar las ratificaciones del Protocolo.   

Durante el año pasado, se celebraron varios talleres nacionales y regionales para aumentar la concienciación, como parte de una serie que todavía está en curso. Los talleres se financiaron mediante el fondo fiduciario de cooperación técnica del Convenio y Protocolo de Londres, en el marco del Programa integrado de cooperación técnica de la OMI (PICT OMI).  

Los órganos rectores dieron las gracias a quienes habían contribuido a los cursillos, acogiendo actividades, y extendieron su agradecimiento, en particular, a los Gobiernos del Canadá, Reino Unido, República de Corea, República Popular de China y Sudáfrica, por haber aportado fondos y expertos en especie a las actividades celebradas durante el lapso interperiodos.

 

Orientaciones sobre la implantación nacional del Protocolo de Londres

Los órganos rectores aprobaron las "Orientaciones revisadas sobre la implantación nacional del Protocolo de Londres" y encargaron a la Secretaría que las publicara tan pronto como fuera posible, en las tres lenguas de trabajo de la OMI, a fin de ayudar a los países a ratificar e implantar el Protocolo de Londres. El documento revisado reemplaza la guía inicial, que fue adoptada en 2001, con vistas a aumentar las ratificaciones del Protocolo de Londres.

 

Implantación del Plan estratégico
Durante la reunión se tomó nota de que el Plan estratégico de 2016 del Convenio y Protocolo de Londres, aprobado en la última reunión, había sido registrado como contribución voluntaria para apoyar la implantación del Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 (vida submarina) en la Conferencia sobre los océanos, celebrada en Nueva York en junio.

Un proyecto de plan de implantación fue aprobado para apoyar que el plan estratégico se convierta en una realidad.   


*****